Cargando…

Informe especial por condiciones anómalamente frías y heladas tardías durante noviembre 2017

  • Año: 2 017
     
  • Mes: Noviembre
     
  • Tipo de boletín / reporte: Informe especial
     
  • Luego de varios meses con condiciones marcadamente más cálidas que lo normal en gran parte del país, y particularmente luego de un invierno y comienzo de primavera extremadamente cálidos, los meses de octubre y noviembre se destacan por presentar un cambio notorio en el patrón de temperaturas. Anomalías negativas de temperatura media comenzaron a observarse durante el mes de octubre, particularmente sobre el norte, centro-oeste y sur del país. Un cambio en el patrón de la circulación atmosférica durante el mes de octubre favoreció el sucesivo pasaje de frentes fríos que alcanzaron el centro y norte del país provocando el descenso temporario de las temperaturas, que en el promedio se ubicaron por debajo de los valores normales. Durante el mes de noviembre la frecuencia de irrupciones de aire frío sobre el continente se incrementó notoriamente y las temperaturas descendieron por debajo de los valores habituales también con mayor frecuencia. Esta circulación anómala alcanzó su pico máximo durante la segunda quincena de noviembre en donde una seguidilla de frentes fríos (5 en total) afectó principalmente al centro y sur de la provincia de Buenos Aires dando lugar a heladas agronómicas tardías. El noreste del país también se vio afectado por la llegada de 3 frentes fríos y por condiciones anómalamente frías.

     

     

    El mapa arriba muestra la anomalía de la temperatura mínima media para la segunda quincena de noviembre. Se pueden apreciar los desvíos marcadamente negativos en la mayor parte del centro y norte del país, ubicándose los valores mas bajos sobre el centro-sur de la provincia de Buenos Aires y norte del Litoral (entre - 3°C y -4°C). En la primera zona fue donde los frentes fríos afectaron con mayor frecuencia y mayor intensidad durante la segunda parte del mes de noviembre. Esto dio como resultado la ocurrencia de heladas agronómicas tardías (T<3°C) sobre parte del centro y sur bonaerense.

    La tabla a la derecha del mapa muestra la fecha de ocurrencia de la última helada agronómica (FUH) en lo que va del año comparado con la fecha de última helada promedio para las localidades afectadas. También se muestra la frecuencia de heladas registrada durante este mes y el valor de temperaturamás bajo alcanzado.

     

    De acuerdo a lo analizado anteriormente las últimas heladas agronómicas en lo que va del año, pueden considerarse tardías en la zona afectada ya que se registraron posteriormente a la fecha promedio de la última helada (FUH), como se detalla en la tabla. No obstante si se tiene en cuenta las fechas extremas de ocurrencia de la última helada (entre el 21 y 31 de diciembre), no son consideradas como algo excepcional.

    (Para más información se sugiere consultar en: https://www.agro.uba.ar/heladas/index.htm ) .

    La circulación atmosférica durante el mes de noviembre se caracterizo por la mayor frecuencia de irrupciones de aire frío que fueron promovidas por un cambio en la circulación de gran escala de los últimos 15 días del mes. Se destaca un aumento en la velocidad de desplazamiento de los sistemas del tiempo con tendencia al desarrollo de sistemas de bajas presiones en el Atlántico Sur que favorecieron la canalización del flujo de aire desde el sur del país permitiendo el ingreso de aire de regiones polares hacia la zona central.

    En las figuras de arriba se muestra un esquema de la circulación diaria asociada a las heladas tardías del 22 al 24 de noviembre. Se destaca el 22 de noviembre el dominio de altas presiones en el centro y norte del país que favorecieron condiciones estables y el descenso marcado de las temperaturas durante la noche, mientras que en la Patagonia se observa el avance de frentes fríos desde la zona polar que se desplazan rápidamente hacia el norte alcanzando el 24 de noviembre el norte del país. Este patrón mantiene durante varios días condiciones estables y de altas presiones durante gran parte del territorio, manteniendo condiciones favorables para el desarrollo de heladas y bajas temperaturas después del pasaje del frente frio.